miércoles, 15 de abril de 2015

8.- ARRÒS FARCIT


RECORDS DE LA MEUA INFÀNCIA. PUBLICAT EN EL DIARI LES PROVÍNCIES
23-08-2014





Estábamos todos atareados  “descorfant” las almendras que habíamos recogido del campo, que no era más que quietarle  la piel exterior  de la almendra y separándolos en capazos diferente. Después se extenderían sobre los cañizo que irían a la era para secarse al sol. Una vez secas, las almendras se pondrían en sacos a esperar por ellas que el mercado diera un buen precio para su venta. Las pieles se guardarían para alimentar la chimenea y calentar el frío invierno que vendría.

El riurau estaba lleno de vida, habíamos sacado los cañizos y amontonados fuera, tapados con una estora, esperaban el momento de la “Escaldà”  que se aproximaba.  Las manos trabajaban muy deprisa, en la radio sonaba la canción de los cinco latinos, la tierra. 

Mi tía se había levantado de la mesa y se había dirigido a la chimenea para hacer la comida. Cansado de tanta almendra, la seguí. Sobre la mesa de madera vi que estaba cortando unos higaditos de pollo a trocitos. Después siguió con una cebolla y a continuación rallo unos tomates bien maduros. Puso un cazo con huevos a hervir en un lado y en el otro puso encima del hierro una cazuela. Echo aceite de oliva y la cebolla con un poco de sal. Cuando empezó a dorarse añadió los higaditos bien cortados.  Removió todo muy bien y entonces añadió el tomate rallado con una pizca de azúcar. Tapó.   

  Sacó los huevos ya cocidos y en su lugar puso una cazuela con caldo de pechuga de pollo que había hervido de buena mañana.  Calcule que habría como seis vasos de caldo, y cuando empezó a hervir le añadió dos vasos y medio de arroz, removió y con la cazuela destapada avivó el fuego para que cociera. Debería quedar meloso. Removía de vez en cuando. Provo de sal.


 Peló y corto los huevos duros para que cayeran en el guisado. Removió y retiró del fuego.  Sacó el arroz  y empezó a emplatar.  Ayudada con un aro que no era más que un bote de tomate en conserva  abierto por los dos lados, dispuso una capa de arroz en el fondo, encima, una generosa de guisado y otra capa de arroz.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario