lunes, 20 de abril de 2015

16.- TOMATES VERDES EN SALMORRA




RECORDS DE LA MEUA INFÀNCIA. PUBLICAT EN EL DIARI LES PROVÍNCIES
25-10-2014




   Mi abuelo estaba arrancando las últimas tomateras de la huerta. Quedaban algunos tomates que no habían madurado por estar ya fuera de tiempo y estaban verdes. Tenía que labrar el terreno para sembrar ya las habas que vendrían por Pascua. Al tiempo que arrancaba las recogía y las metía en un pozal, preguntándome yo para que querría esos tomates verdes. 



   La huerta ya no parecía la misma. Parecía un páramo. Había pasado el tiempo de las berenjenas, los pimientos, los tomates, los picantes… quedaban algunas coles de hoja que durarían casi casi hasta el próximo verano y que servirían para hacer el puchero durante el invierno. Lo que más resaltaba eran las estupendas pencas que entraban en temporada. Las había segado en tiempo y habían rebrotado. 

   
   Estaba ya casi todo preparado. Por todos los Santos ya dormiríamos en casa. Se terminaba el veraneo y con él todos los trabajos de renda que habíamos realizado. Cogimos las algarrobas, almendras, la escaldà de la uva moscatel para convertirla en pasa, las aceitunas… Ahora tocaba recogernos para el invierno, aunque mi abuelo no renunciaría a seguir yendo todos los días a la casita aunque sólo fuese para pasar el tiempo. Pero antes habría que limpiar el corral de animales. Los conejos, los gallos, dos ocas y dos pavos junto alguna gallina, serían sacrificados para hacer el frito que tapado con el abundante aceite de oliva de nuestra cosecha, llenarían las orzas de carne que nos abastecerían durante todo el invierno. La matanza ya estaba programada. 




   A los tomates verdes les hizo un ligero corte, los metió en varias orzas. Los colocó bien para que cupieran los más posibles. Con agua de mar añadió dos partes de vinagre de vino blanco, removió y las cubrió. Puso unas hojas de limonero y de algarrobo viejas (tiernas amargarían) y tapó la orza con un plástico y una cuerda. 


   Irían al “rebost” de casa para ayudar a pasar el invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario