viernes, 25 de septiembre de 2015

LA PATAQUETA DE L’HORTA DE VALÈNCIA.




  Pan típico de La huerta de Valencia, conocido al menos desde el siglo XVII. La "pataqueta", diminutivo de “pataca”, tiene forma de media luna. Es el pan que solían comer los agricultores de la huerta de Valencia y horneaban en sus hornos morunos. 

  Se solía rellenar con habas y ajos tiernos, también con “blanco y negro” (longanizas y morcilla) o con lomo, ambos acompañados por las habas. Aunque admite cualquier relleno como cualquier otro pan o bocadillo actual. 



  La pataqueta en el lenguaje cotidiano de la calle, equivalía a ganarse “el pan nuestro de cada día. En valenciano: “guanyar-se” o “perdre la pataqueta”, significaba ganarse la vida o perder el jornal diario.

 En la actualidad, sin saber porque, los hornos tradicionales han dejado de elaborarlo. Sólo en las fiestas falleras muchas de las panaderías hornean por encargo para los falleros este típico y, para muchos, desconocido pan.

Para su elaboración:

Prefermento:

100 ml agua

50 g harina

4 g levadura seca de panadería (dos cucharillas de las de café)

1/2 cucharilla de azúcar

Masa:

450 g harina de fuerza

190 ml agua

10 g sal

Todo el prefermento que hemos hecho

Harina para espolvorear

Elaboración:

La noche anterior a la elaboración del pan o dos días antes elaboramos el prefermento, mezclamos bien, tapamos con papel film y a la nevera.

Para elaborarlo sacamos el prefermento de la nevera una hora antes, luego agregamos todos los ingredientes y amasamos 10 minutos hasta tener una masa lisa y elástica.

Dejar levantar al menos1 hora o más según temperatura ambiente tapado con un paño.

Dividir la masa en porciones de 150 gramos y hacemos bolas dejando que la masa se relaje como 20 minutos.

Aplanamos cada bola presionando en los bordes dejando como una bolita en el centro.

Damos un corte sin llegar al centro y abrimos las orejitas que hemos creado.

Después aplastamos con la palma de la mano en el centro del pan sin chafar demasiado.

Dejamos levantarla masa 1 hora más, mientras vamos calentando el horno a 200 grados.

Antes de meter al horno se marca con una rasqueta sin cortar la masa haciéndole dos señales como si de una carita se tratara.

Horneamos a 200 grados con vapor (pulveriza agua al introducir los panecillos) durante 30 minutos aproximadamente.

Finalmente dejamos enfriar sobre una rejilla y disfrutamos de nuestros panes típicos valencianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada