martes, 1 de septiembre de 2015

SALICORNIA O ESPARRAGO DE MAR





   La salicornia o espárrago de mar es una delicia que se puede consumir tanto cruda como cocida. Es exquisita, por su sabor, su textura y sus propiedades. 

  La salicornia, también conocida como alacranera, hierba salada o hierba de cristal, cuyo significado es “cuernos salados”, es una planta silvestre de suelos salinos de la misma familia que las espinacas y acelgas, crece en los márgenes de las marismas, de torrentes o zonas similares que en ocasiones son inundadas por el mar. Se halla en zonas mediterráneas, desde Alicante a Barcelona, también en las Baleares, en China, México o Argentina.

                       Salicornia en tempura

   Su sabor recuerda a algunas algas dada la salinidad que le aporta el agua con la que es regada, pero en absoluto resulta salada, y su textura crujiente es comparable a los espárragos trigueros. Es ideal como acompañamiento de platos de pescado porque marida el sabor yodado, pero también destacará acompañada de otras verduras.

   También se valoran mucho las propiedades nutritivas de la salicornia, proporciona proteínas, minerales y además, sus semillas contienen ácidos grasos muy beneficiosos, siendo el 75% ácidos linoleicos (omega-6).

   Completan su perfil lipídico los ácidos oleicos, linolénicos (omega-3) y esteáricos. Dos de estos ácidos grasos, el linolénico y el linoleico, son sustancias esenciales sólo podemos recibir a través de la alimentación, ya que el organismo no las produce.

   Además de poder disfrutar del espárrago de mar o salicornia como tal, de sus semillas se elabora un aceite que afirman que es de gran calidad, mientras que del resto de la planta, después de haber retirado el aceite, se muele y se produce harina para la alimentación animal. 

 En el plano gastronómico está siendo bastante utilizada como guarnición de muchos platos. Levemente salteada resulta exquisita para acompañar el pescado o el marisco, ya que resalta el plato con su propio sabor yodado. Las puntas jóvenes son las que se cortan y se comercializan como delicatessen. Según los expertos cocineros, también resulta excelente para ensaladas o cocida y mezclada con otras verduras. 

  Encurtidos en agua, sal, vinagre, granos de pimienta y ajos también resulta muy apetitosa. 

          Revuelto de saliconia

   Probad de hacer croquetas, revuelto o tortilla con ella. Ojo con la sal, recordad que su sabor es salino. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada