miércoles, 28 de octubre de 2015

CUCURRONES Y SU GUISO. Vega Baja del Segura.



(Fotos Sabores de Viena).


Cualquiera que no haya estado en la Vega Baja del Segura seguro que no conoce esta receta. En Orihuela, Callosa de Segura, Almoradi, Dolores, la huerta en definitiva donde es un plato tradicional. 

Los Cucurrones no son más que una masa de harina, agua y sal con forma de piñón o grano de arroz.


Para hacerlos sólo se necesitan 250 gramos de harina, agua y sal. Ponemos en un lebrillo la harina con un poco de sal, vamos añadiendo poco a poco el agua y amasando hasta obtener una masa ligera que podamos moldear. Enharinamos una madera o en el mismo banco de la cocina y sobre ella y vamos amasando bien. Terminamos haciendo un rulo y a su lado un montoncito de harina donde poder ir ensuciándonos los dedos para coger pellizquitos e ir haciendo bolitas del tamaño y forma de piñones que depositaremos sobre una superficie sin que se amontonen. Laboriosa labor esta, pero que vale la pena después. Extendidos, enharinados los dejamos reposar al menos un par de horas o más para que se sequen. Normalmente este trabajo se hacía en día anterior de cocinarse. 


Es un plato delicioso parecido al de un arroz o de trigo pero siendo plato de pasta. 

Para hacer el puchero para el guiso de Cucurrones se necesitan 500 Gr. de garbanzos puesto en remojo la noche anterior, un par de hojas de acelga, dos patatas medianas, un nabo, dos alcachofas (en temporada), un tomate, aceite de oliva, pimentón dulce, unas ramitas de hinojo, una cebolla, dos pencas de cardo, unas hebras de azafrán, sal y pimienta al gusto. 


Procedemos: Ponemos litro y medio de agua al fuego, cuando esté caliente añadimos los garbanzos, las pencas limpias y troceadas, las ramitas de hinojo, el nabo, las alcachofas limpias y partidas y un poco de sal. Una hora de hervor a fuego medio.

A parte, en una sartén sofreímos en aceite de oliva la cebolla cortada finamente, cuando empiece a trasparentar le añadimos el tomate pelado y cortado en pequeños trozos. Cuando casi esté, le añadimos el pimentón dulce (hay quien le gusta el de la Vera, pero me gusta usar el de hojilla). Removemos sin que se nos quede (amargaría) y se lo echamos a la olla que sigue hirviendo. Las hebras de azafrán que habremos tostado en papel encima de la tapa del puchero. Probaremos de sal y rectificaremos si es necesario. Nos quedará todavía las acelgas y las patatas y por supuesto los Cucurrones.



Dejamos cocer hasta que los garbanzos estén tiernos y añadimos las patatas cortadas en cuartos y las acelgas troceadas. 


Media hora más de cocción y añadimos, ahora sí, los Cucurrones. Veinte minutos probamos y listo, al plato.

1 comentario: