miércoles, 2 de agosto de 2017

ILUMINADO




El iluminado Jaume Fàbrega, me dedica unas palabras en su artículo publicado en la revista El Temps del pasado 26 de Junio.

Entre otras perlas, afirma que la paella valenciana, como no, en origen, no es valenciana, si no catalana: "la paella, hem de dir que la primera menció a aquest arròs valencià apareix en el llibre d’un d’aquests frares catalans del segle XVIII".

En otro apartado y siguiendo con sus argumentos, me nombra en un tono despreciativo e insultante: "la paella és un artefacte gairebé monopolitzat pels fatxes valencians i espanyols. Arriben a afirmar, fins i tot en llibres escrits per historiadors, que el terme paella va passar miraculosament al castellà directament del llatí. Un d’aquests superfatxes, l’ex-diputat d’Alianza Popular a les Corts valencianes, Juan Salvador Gayà, assegura en el seu bloc —Al fum de la ximenera— que la paraula paella no és catalana. I ho argumenta en català."

Siguiendo tu argumento Jaume Fàbrega, decirte que muy a tu pesar, la cocina valenciana si que existe y existió y ahí están lo más de 600 platos que hemos publicado de cocina tradicional. No te fijes sólo en la paella, también son nuestros "les calaveres amb bufanda" de Alcoy, la "borra" y les "borretes", que tú nombras, sí, nuestras, y muchísimas más que tú no quiere que lo sean.

Tu ataque y mala educación me demuestra que vamos por el buen camino. Ya me extrañaba a mi que no saltara algún loco de por ahí y nos dejara en paz recopilando nuestros platos tradicionales sin rechistar.

Claro que no ha habido libros escritos, claro que pocos se han interesado por nuestra cocina. ¿Y porque? Porque a algunos no les interesaba ni les interesa que se marquen las diferencias tan notables entre ambas culturas, que las hay y muchas. Y creo que eso es lo que realmente te molesta. No paras de escribir sobre nosotros, mintiendo como un bellaco.

Catedrático, sabes muy bien en qué se diferencia tu cocina de la mía, como también sabes en que se diferencian ambas de la Andaluza, Madrileña, Vasca, Manchega, Extremeña... o de otros países extranjeros.
No es bueno mezclar política con gastronomía y mucho menos cuando el interés en ello se manifiesta contrario a nuestra propia estima como pueblo que no es el tuyo. Aunque pienses lo contrario.

La locura de algunos personajes, de verdad, me impresionan. ¿Como es posible que a este haya quien le crea? Pues los hay. 😁😁😁

Aquí el link por si alguien quiere leerlo. Pincha aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario