lunes, 19 de octubre de 2020

POTAJE DE VERDURAS «Gachopeta»



                                          Mi receta publicada en el Blog Vida Mediterránea


Empieza a refrescar… esta receta de potaje de verduras te puede venir de perlas. Toma nota.

 

INGREDIENTES (para 6 personas)

1 col mediana

2 nabos blancos muy tiernos

2 zanahorias

2 nabicoles

2 patatas

200 gr de lentejas secas

Aceite de oliva, sal y pimentón de hojilla

 

PREPARACIÓN

Pelamos todas las verduras y las cortamos en trozos medianos. De la col, sacamos las hojas exteriores, que también utilizaremos, y la cortaremos en seis rodajas.

Olla en el fuego, aceite de oliva que cubra el fondo, y rehogamos en él todas las verduras excepto la col. Cuando cojan color, añadimos una buena cucharada de pimentón de hojilla y sal. Removemos, añadimos las lentejas y seguimos removiendo.

Dos minutos y cubrimos con agua añadiendo los trozos de col (uno por comensal). Las hojas exteriores bien lavadas, las rompemos a trozos y las introducimos también. 

Llevamos a ebullición para después dejarlo a fuego medio durante treinta minutos. Sencillo y muy sabroso.

martes, 6 de octubre de 2020

ARRÒS AMB FESOLS I NAPS / ARROZ CALDOSO CON HABICHUELAS Y NABOS

 


Mi receta publicada en el Blog Vida Mediterránea

El arroz caldoso con habichuelas y nabos es uno de los arroces más característicos de nuestra Comunidad. Tiene diferentes variantes y es tradicional en muchos pueblos, más conocido como arròs caldós amb fesols i naps.

En esta receta he pretendido aunar todos los ingredientes posibles en un solo plato. Por ello, se puede obviar alguno de ellos según la tradición de cada uno.

Ingrendientes (para 10 personas)

500 gr. arroz.
300 gr. Alubias blancas.
200 gr. Garreta de ternera o cordero (opcional).
200 gr. Oreja de cerdo.
200 gr. Morro de cerdo.
1 Rabo de cerdo.
3 Manitas de cerdo.
200 gr. de costillas de cerdo
200 gr. Tocino o panceta.
2 Nabicol
2  Nabos
2 Hojas de col verde (opcional)
3 Zanahorias (opcional)
3 Patatas (opcional)
2 Chorizos secos (opcional)
5 morcillas de cebolla (opcional)
2 Manojos de pencas.
1 Cebolla (opcional).
Pimentón dulce (hojilla).
Azafrán.
Sal.
Agua.

Elaboración:

Poner en remojo las alubias la noche anterior.
Se recomiendo cocer la olla con fuego de leña.
Poner en el caldero, tres litros de agua fría y tres cucharadas soperas de sal. A continuación, agregamos las alubias. Le cortamos la cocción tres veces para que no se nos queden duras. Añadimos las carnes y lo cocemos todo a fuego muy lento. Espumar cuando sea necesario. Con el caldo limpio, añadimos las pencas que hemos lavado, deshilachado y fregadas con sal gorda entre las manos para quitarles el amargor.

Sesenta minutos añadiremos el embutido (las morcillas hay que pincharlas o atravesarlas con palillos para que no se deshagan) y el resto de verduras y seguimos cocinando a fuego lento.

En treinta minutos más, incorporamos el azafrán, una cucharadita de pimentón de hojilla, el arroz, sal al gusto y cocinamos subiendo el fuego. En quince minutos retiramos del fuego y esperamos que repose otros diez para emplatar.

Unas cebollas tiernas partidas con un poco de sal, un buen aceite de oliva y dos gotas de limón, serán un acompañante perfecto.

domingo, 13 de septiembre de 2020

UVA EN CAZALLA. NUESTRA DESPENSA.

 


Preparar uvas en aguardiente, sería lo normal en muchas partes de España.

Pero… nosotros los valencianos, somo muy partidarios de saborear nuestra cazalla, que a pesar de que este anisado fue producido por primera vez en la localidad de “Cazalla de la Sierra”, población de la provincia de Sevilla, la cazalla está muy arraigada en nuestra Comunidad, en nuestras fiestas, costumbres y tradiciones. Y es que esta bebida transparente, de entre unos 40º/55º, es muy típica en todas nuestras localidades, siendo muy conocida la de la familia Limiñana, bajo la marca de Anís Tenis de Monforte del Cid.

Bebida con fama que sin ninguna duda, tienen razón los que dicen que “fa comboi”. A parte de “digestiva” es, sin duda alguna, la bebida de la amistad y de la juerga. Bendito destilado.

Pero no nos la vamos a beber ahora. Ese anís seco lo vamos a usar para conservar una uva, que por Navidad, hará las delicias de nuestra familia, nuestros amigos y comensales al comerla y beber su líquido.

Necesitamos:

-1 Kg de uva. En este caso he usado Uva Moscatel de los viñedos de M de Alejandría.
-1 litro de Cazalla. En este caso he usado Anís Tenis seco (cazalla).
-1 tarro de cristal.




El tarro bien limpio y desinfectado (hervido en agua caliente o en lavavajillas a más de 80º de temperatura).

Lavamos el racimo y lo dejamos que se seque bien.
Desgranamos con una tijera la uva del racimo dejando cada una un mínimo trozo de rabito. 

Los colocamos dentro del bote dándole golpecitos y girándolo para que se acomoden en su interior, pues no debemos presionar para que no se cuarteen y nos echen a perder el invento.

Llenamos hasta el borde con la cazalla y lo cerramos herméticamente. Importante quede bien cerrado.

Lo guardaremos tal cual en un armario, en nuestro “rebost” donde no le pegue ni la luz y a temperatura más bien fresca. 


Guardamos hasta Navidad, y… ya me contaréis. Comeremos la uva y beberemos la cazalla que habrá adquerido un gusto especial. 

Si lo hacéis con otro tipo de uva menos dulce, deberéis añadir azúcar a la mezcla (seis cucharadas soperas por Kg de uva). Podéis usar aguardiente en vez del anís seco. También podéis probar de meter una ramita de canela y de clavo de olor.